Archivo de la etiqueta: Joseph Bernard

Action painting

splices_for_sharits_1

El sábado pasado la Filmoteca de Cantabria, en su avatar de Cineinfinito, dedicó una sesión a Joseph Bernard, compuesta de ocho películas seleccionadas y ordenadas por el propio autor. Bernard, muy poco conocido, es un discípulo de Stan Brakhage que hizo películas entre 1975 y 1985. Mi ignorancia sobre este tipo de cine es oceánica, pero hay placeres que no exigen la familiaridad, y en todo caso la erudición es un arma inútil para enfrentarse a un cuerpo hecho de luz y aire, en el que no hay nada que diseccionar.

Para comentarlas habría que ser un poeta, como Jonas Mekas; en mi juventud cayó en mis manos durante un tiempo un ejemplar de su Diario de cine, uno de los más bellos libros sobre cine, que leí a salto de mata como si fuera una crónica de viajes por lugares remotos y virtualmente inaccesibles.

Me he acordado de aquella vieja lectura viendo estas películas transparentes, que no admiten esa forma de viaje que es la proyección del espectador, ni tampoco las paráfrasis verbales y los análisis profundos: en ellas, la distinción entre contenido y forma es un juguete roto e inservible. Ajenas al tempo de la contemplación, transcurren con la rapidez de los sueños, aunque sin mensajes subliminales del inconsciente: meros destellos de color sin concepto, como los que ve un niño que ordena cristales de colores mojados con agua bajo una luz oblicua.

the_function_of_film_2

Como en los sueños, un gesto vale por una acción, y una acción pesa lo mismo que una visión fugaz, un temblor, un presagio. Las practicantes de un remoto y cuadriculado baile celta, envueltas en gruesos vestidos, se unen a la silueta de una mujer atrapada en el triángulo de una vela de windsurf: Eye Reels está compuesta de filmaciones familiares en las que la vida aparece como una sucesión de juegos, hilvanadas con la estructura inaprensible de un grueso tejido –en memoria de la abuela del autor.

eye-reels

Night Mix avanza hacia la oscuridad, mezclando imágenes de la “realidad” con otras que evidencian el propio mecanismo de su creación y otras puramente abstractas, que no ilustran nada exterior sino que se limitan a ser. Variant Chants, contrapartida luminosa de la anterior, sigue el mismo principio, hasta llegar a una coda trepidante que enlaza con la abstracción máxima de Full Circle -que incluye testimonios de homenaje a Brakhage.

Dejados atrás los traumas de la ausencia de relato, acallado el miedo a la arbitrariedad, uno puede mecerse en la dulzura de este naufragio.

night_mix_3

Las imágenes están tomadas de la página personal del autor: http://www.josephbernard.com/home

Una selección de su obra, incluyendo varias de las películas que se proyectaron en la Filmoteca de Cantabria, puede verse en: https://vimeo.com/user19099155

Anuncios