Ballet mecánico

Jakop Ahlbom: Lebensraum

Captura de pantalla 2015-06-06 a las 20.14.19

La última obra del director de escena de origen sueco radicado en Amsterdam Jakop Ahlbom recaló el último sábado de mayo en el Festival de Teatro y Artes de Calle (TAC) de Valladolid.

Reacio al deber de la especialización y la monografía, este blog centrado en el cine y la imagen también quiere dar cabida de vez en cuando al teatro y las artes escénicas. En este caso, la excusa viene dada por una conexión cinematográfica que la propia obra de Ahlbom establece desde su punto de partida: la acción de Lebensraum se desarrolla en un apartamento cuya configuración se inspira milimétricamente en el cortometraje El espantapájaros (1920) de Buster Keaton, que muestra cómo dos hermanos solteros que viven juntos tienen organizadas las tareas domésticas mediante un complejo sistema de poleas y engranajes; un planteamiento que Keaton retomaría para las escenas en la cocina del barco de El navegante, de 1924 (sobre la que escribí un comentario el año pasado por estas fechas).

buster-keaton-the-scarecrow-kitchen-pretty-clever-films

Aquí podéis ver el inicio de El espantapájaros:

Aunque no seamos ya unos niños, es difícil no sentirse fascinado por la mágica perfección de estos mecanismos que, en perfecta unión de contrarios, convierten las tareas cotidianas (que tendemos a afrontar con resignación por su carácter repetitivo, a la vez que obligatorio) en un dominio de fantasía y creatividad.

Lebensraum (Hábitat) tiene la alegría, pero también la crueldad, de un cuento infantil. La obra, una mezcla de pantomima, danza, musical fringe y espectáculo de magia, va más allá del slapstick y se interna en el mundo sombrío del romanticismo nórdico, manteniendo la inexpresividad del estilo de interpretación de Keaton: como un lógico paso siguiente a los enrevesados mecanismos de este, uno de los protagonistas, otro moderno Pigmalión (encarnado por el propio director), diseña una muñeca mecánica para resolver las tareas domésticas. Pero la muñeca, que cobra vida sutilmente cuando escucha en soledad la música de un piano, cuando observa con interés a uno de los hermanos sentado en la taza del inodoro, se rebela contra este designio y termina por convertir el orden polivalente de la habitación en un caos surrealista.

atget-gobelins

Como en el teatro griego, la acción de esta farsa ambigua está comentada por un coro: se trata de una banda de rock alternativo que parece salida de una película de Jim Jarmush o Aki Kaurismaki, Alamo Race Track; los músicos, vestidos como el papel que cubre las paredes del decorado, emergen de estas como si fueran insectos-palo.

Captura de pantalla 2015-06-06 a las 20.13.25

El ritmo fulgurante del inicio, lleno de sorpresas, se ralentiza en el desarrollo para añadir tensión e incomodidad; la subversión implícita en la obra de Buster Keaton aflora aquí de modo más evidente. ¿Por qué construir robots si ya los humanos nos comportamos como tales?, sería tal vez la pregunta.

La respuesta que ofrece esta extraña parábola feminista carece de un sentido claro y puede resultar inquietante -si recordamos que, en el relato El hombre de la arena de Hoffmann, el amor del protagonista por la autómata Olimpia termina por arrastrarlo a la locura y la muerte- o liberador: el bosque sustituye el ambiente enrarecido de la habitación de paredes permeables, la irrupción de la mujer (aunque sea artificial) añade la única nota de color en unas vidas en blanco y negro, y pone fin a la relación enfermiza de los hermanos, atravesada por una cortesía glacial y una soterrada violencia.

Captura de pantalla 2015-06-06 a las 20.13.01

Es admirable la precisión en los movimientos y piruetas, a medio camino entre el circo y el ballet; especialmente en el caso de las convulsiones de la mujer mecánica de sonrisa inmutable que interpreta Silke Hundertmark, una Coppelia posmoderna.

Fuentes de las imágenes: prettycleverfilms.com (Keaton) / lamuruexposiciones.wordpress.com (Atget) / http://jakopahlbom.nl/theater/?page_id=2051&lang=en (Ahlbom)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s