Juegos de niños

Aniki Bóbó (Manoel de Oliveira, 1942)

OliveiraOK2-540x298

Ayer, cuando despertamos, vimos que el dinosaurio ya no estaba ahí. Como homenaje al recién desaparecido Manoel de Oliveira, programamos por la noche esta película de su lejana juventud, tan diferente de las que le dieron fama a partir de los años 80, pero al mismo tiempo tan suya. Aunque los críticos han presentado Aniki Bóbó como una premonición del neorrealismo italiano, su espíritu parece más próximo a Jean Vigo que a Vittorio de Sica: bajo la película tan simple y bonita en apariencia, subyace otra que contradice radicalmente la visión de la infancia como territorio de inocencia, que analiza cómo los niños se ven movidos por el deseo, el miedo y la culpa.

aniki-2-540x387

Si pensamos que toda película debe tener un mensaje, el de esta podría resumirse así: los niños son como los gatos; se comportan como adultos, pero de forma más sutil y secreta porque las relaciones de poder están entre ellos menos definidas que en el mundo de sus mayores. La esencial identidad de unos y otros se hace manifiesta en el trato que da el tendero a su ayudante, en el indolente sentido de la justicia que se desprende de las figuras de la madre de Eduardo, el profesor o el policía.

Aniki-bobó-2

Ellos, al igual que todas las figuras que representan, de una manera u otra, el poder, resultan en primera instancia sumamente desagradables, aunque aligerados por la comedia: también ocurre así entre los niños, con las figuras de Carlitos (el cabecilla de la clase) y Pompeu (el empollón con gafas). Lo primero que llama la atención es la capacidad de observación del cineasta, que retrata con ojo certero a todas sus criaturas.

También, como siempre en Oliveira, la película es mucho más misteriosa de lo que la lectura de su argumento podría hacer pensar: pequeños detalles dinamitan desde dentro el sentido convencional de la historia. Por ejemplo, justo antes de la dramática caída de Carlitos, Oliveira introduce un inserto del rostro de Eduardo en primer plano, que evidentemente piensa en la posibilidad de empujarlo, después de la pelea que han tenido: de ahí que cuando todos los niños lo acusan injustamente del hecho, él se sienta culpable. Más tarde los otros niños conversan en la noche sobre la muerte y la existencia del demonio, y Eduardo tiene una pesadilla nada neorrealista. Previamente, resulta muy característico de Oliveira el modo en que ha subrayado el nombre de “la tienda de las tentaciones” (el rótulo parece el bocadillo de un comic, brotando de una línea de puntos formada por globos), elevándose hacia las nubes desde lo más cotidiano. 73 - scan

La moraleja expresada en la mochila de Eduardo “Sigue siempre el camino recto” queda disuelta por la observación de la esencial relatividad de toda moral: a través de la canción infantil de la que la película toma el título (Aniki-Bébé, Aniki-Bóbó, passarinho tótó, berimbau, cavaquinho, Salomão, sacristão, tu és polícia, tu és ladrão), se subraya el hecho de que estar en el lado del bien o en el del mal es sólo una cuestión de circunstancias. Cuando los niños, en una noche tenebrosa, juegan a la persecución de policías y ladrones, vemos en una esquina de un plano a unos gatos que acorralan a un ratón. El principal personaje adulto, el tendero, pasa continuamente de un lado a otro de la línea, y desempeña un papel esencial en la resolución de la historia; esta termina dejando un poso de incertidumbre, como si fuera una parábola cuyo significado se nos escapa.

anikibobo_4b

La modernidad ética de la película, su lado de slapstick antiburgués, se ve realzada por contraste con su aire de época, su bella fotografía que reproduce los muelles del viejo Oporto (de cuyo centro aún partían barcos a bordo de los que uno podía escapar de la incomodidad de la existencia).

Uno de los niños de la película dice que cuando alguien muere nace una nueva estrella en el cielo. Si las nubes del norte lo permiten, observaremos el cielo estas noches con la mezcla de ingenuidad, escepticismo y humor irreverente que nos ha deparado el cine de Manoel de Oliveira.

Captura de pantalla 2015-04-03 a las 12.22.22

Fuentes de las imágenes: thecinema.gr / blogs.grupojoly.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s